Entendiendo Contra Quien es Nuestra Lucha

El Señor Jesús dijo: “… todo reino dividido contra sí mismo es asolado, toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá” (Mateo 12:25).

La mayor astucia del adversario es hacer que las personas perciban el pecado como algo leve, que no tiene nada de

malo, yque ol vean como un juego. De e s t e modo, trata de enredarlos en él hasta quedar Atrapado’s y no poder salir. El enemigo sabe que si logra dividir una pareja, toda la familia quedará desprotegida.

El principio de Maquiavelo: “Divide y reinarás”, es el principal deseo de Satanás: separar matrimonios y dividir hogares, para poder tener el control sobre ellos.

¿Quién es nuestro enemigo?

Es un ser espiritual creado por Dios. Él era quien dirigía las alabanzas en el reino celestial; además de gozar de respeto

por su autoridad y su vida de santidad. Fue el primer ser que

dio lugar al orgullo en su corazón, yque, en su altivez, quiso derrocar a Dios para tener un control despiadado sobre todo. Su mayor frustración fue que no pudo hacerlo, perdiendo todos sus privilegios, siendo expulsado del reino de Dios, y convirtiéndose en un enemigo oculto de su obra.

Fue el primero en llegar al huerto del Eden, donde logró seducir a la mujer para que esta desobedeciera el mandato divino.

Por esta causa, el Señor decreto guerra permanente entre Satanás y la mujer, advirtiéndole que ésta le aplastaria la cabeza. yél le magullaría el calcañar (Génesis 3:14-15).

Su propósito primordial es sacar a Dios del corazón del hombre

y bloquear su mente, para que el mensaje de salvación no sea predicado ni aceptado en el mundo.

Pablo dijo: “Si nuestro evangelio está encubierto, entre los que se pierden está encubierto; esto es, entre los incrédulos, a quienes el dios de este mundo les cegó el entendimiento, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios (2 Corintios 4:3-4).

¿Cómo actúa?

Logra imponer el imperio del terror, ycuenta con la organización de un estratega militar. Bajo su autoridad están: principados, potestades, gobernadores de las tinieblas y huestes de maldad en las regiones celestes (Efesios 6:12).

Se caracteriza por: ser astuto (Génesis 3:1), mentiroso (Génesis 3:1-3), vengativo (Salmos 8:2), destructor (Isaías 54:16), tentador (Mateo 4:7), acusador (Apocalipsis 12:10), principe

de los demonios (Mateo 12:24), asesino (Juan 8:44), padre de mentira (Juan 8:44), príncipe de la potestad del aire (Efesios 2:2), el dragón (Apocalipsis 12:7-9), un león rugiente 1( Pedro 5:8), y por vestirse como ángel de luz (2 Corintios 4:4).

Su juicio.

Hay un velo que es corrido de la mente de los creyentes cuando comprenden la obra redentora de Jesús en la Cruz del Calvario. Nuestro Salvador dijo: “Para juicio he venido a este mundo”.

La presencia de Jesús fue un tormento para los demonios cuando estuvo en la tierra. Un hombre endemoniado le gritaba: “iAh!

¿Qué tienes contra nosotros Jesús Nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios. Pero Jesús le reprendió, diciendo: ¡Cállate y sal de él!” (Marcos 1:24-25).

El Maestro declaró en, Mateo 12:28: “Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el

reino de Dios”. El reino de Dios no e s t á dividido.

Para que el reino de Dios se establezca en cualquier ciudad o nación, es fundamental que la iglesia se levante en autoridad contra los demonios y los eche fuera.

Use su autoridad y ate al hombre fuerte.

La Palabra de Dios declara que nadie puede entrar en la casa de

un hombre fuerte si primero no le ata. Al estudiar este pasaje. comprendí que Satanás era ese hombre fuerte que habia atado

las vidas de hombres, jóvenes, mujeres y niños, esclavizándolos al pecado. Al recibir e s t a revelación, comenzamos a atar las fuerzas del mal y a Satanás.

El Salmo 149:5 y 6 dice: “Regocíjense los santos por us gloria. y canten aún sobre sus camas. Exalten a Dios con sus gargantas y espada de dos filos en sus manos”. La espada de dos filos es la Palabra, y se utiliza para ejecutar venganza entre las naciones y castigo entre los pueblos, para aprisionar a los reyes con grilios. Estos reyes son los principados demoníacos de maldad que

operan en los aires.

Dios le dio a usted esa unción de atar reyes con grillos; créalo. Vida d e integridad.

El Señor dijo en San Mateo 12:33: “O haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o haced el árbol malo, y su fruto malo; porque por el fruto se conoce el árbol”. Este pasaje hace referencia a la vida como árboles. Cuando Satanás se aparta, al vida interna del mal que había dentro de la persona sale de ella. Y esto es un milagro. porque al salir el mal, Dios lo reemplaza por la vida del bien,

y la vida del bien es Jesucristo. Si usted es un árbol de Cristo, que tiene Su vida, el fruto que usted dé debe ser fruto de integridad. justicia y verdad.

No puede existir tal cosa como: “Yo soy cristiano, pero fornico”. Eres árbol de Cristo, ¿o no? Es por el fruto que se determina la clase de árbol que uno es. Algunos en este aspecto se confunden: Asisten a la iglesia, pero en realidad no son cristianos.

Ir a la iglesia no es garantía de salvación; asistimos a la iglesia porque somos frutos, porque somos árboles nuevos, personas diferentes, y allí expresamos nuestra adoración y gratitud a Dios. La vida del Padre se demuestra en usted a través del fruto que usted da.

Sus palabras determinan su fruto.

Jesús dijo: “De la abundancia del corazón habla la boca. El hombre

bueno, del buen tesoro del corazon saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas”

(Mateo 12:34b-35).

Lo que hay en su corazón es expresado a través de sus palabras. Cuando una persona se queja, su fruto es malo; cuando una persona reniega, su fruto es malo; cuando maldice, su fruto es malo. Cuando habla negativamente, su fruto es malo; cuando

todo lo duda y lo cuestiona, su fruto es malo; cuando una persona está llena de Dios, sus palabras siempre son de fe, llenas de esperanza, son palabras de optimismo, siempre llevan al éxito, dan ánimo a los que están caídos, no se dejan influenciar por las circunstancias, siempre hablan conforme a la Palabra de Dios.

Cancele hoy todo argumento que pueda haber en su contra en el mundo espiritual. No permita que el enemigo lo use para atacarle. Pida en una oración sincera: “Señor, hazme libre de cualquier atadura demoníaca. Concédeme plena autoridad para reprender los demonios en el Nombre de Jesús”.

Usted debe cancelar todo argumento que haya en su contra.

Tome la decisión de santificar su vida desde este mismo instante.

Cuando Josué dijo: “Yo y mi casa serviremos al Señor”, él tomó al decisión de que su hogar completo consagraría su vida al Señor. Pablo dijo: “Por lo tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo (Efesios 6:13). ¿Cuál es el día malo? El día de la adversidad, de la prueba.

para la liberación.

a. Tener un genuino deseo de vivir en libertad. Dios está dispuesto a darnos libertad, ypor medio de Cristo nos dio los medios para obtenerla, pero en su libre albedrio el hombre . debe desearlo de todo corazón (Mateo 11:28).

b. Identificar las causas de las ataduras (Salmos 139:23-24).

c. Arrepentirse yconfesar los pecados cometidos. La liberación

suserán cancelados mediante un genuino arrepentimiento y completa renuncia a tales pecados (Lucas 13:3).

d. Tener fe (Hebreos 11:6).

e. Apropiarse de la verdad (Juan 8:31-32, 36).

.f Orar yayunar: “Pero esta clase de demonios no sale sino con ayuno yoración” (Mateo 17:21).

REFLEXIÓN Y ACCIÓN PRINCIPIOS CLAVES PARA RECORDAR

Debemos entender contra quién es nuestra lucha.

El propósito primordial del enemigo es sacar a Dios del

corazón del hombre, bloqueando su mente para que no reciba

el mensaje de salvación.

Su mayor astucia es hacer que las personas perciban el pecado como algo leve, que lo vean como un juego. APLICANDO ESTOS PRINCIPIOS

Determínese que desde hoy:

Usará su autoridad atando al hombre fuerte.

Vivirá integramente.

Cuidará sus palabras, pues el fruto es determinado por ellas. • Cancelará todo argumento que pueda haber en su contra en el mundo espiritu

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *